Select language

23 mayo 2011

Errores a la hora de educar a tu perro

Del blog Perros y Gatos en busca de hogar:

Si te vas a enfrentar a la tarea difícil pero muy gratificante de educar a tu perro, te cuento los errores más comunes que tendemos a repetir y que pueden condicionar el resultado de nuestra labor.

1. Nos olvidamos de que nuestro perro no es un ser humano pequeño. Le hablamos como si fuera un niño y creemos que nuestro perro puede relacionar sucesos a lo largo del tiempo llegando a las mismas conclusiones a las que, normalmente, llegamos nosotros.

2. Pensamos que los perros entienden nuestro idioma y no les damos órdenes cortas y claras. Los confundimos con largas frases y múltiples combinaciones de palabras y gestos.

(...)

Si quieres saber más entra en perrosygatosenbuscadehogar

Y sensibilizate con ellos.
Un saludo!

5 comentarios:

Rosana Martí dijo...

Cuando yo vivía en una casa tuve animalitos, como perros y gatos. Y tenlo por seguro que yo siendo una niña, les hablaba y ellos me entendían, al igual que yo a ellos.

Visitaré este rinconcito que hoy nos enseñas, gracias por todo amiga mía.

Te mando un enorme abrazo y mi más sincero deseo de que tengas una linda semana.

Xay dijo...

Ellos entienden tu energía.
Si estas triste, nerviosa, enfadada, contenta...
Entienden el tono en el que les hablas.

María dijo...

Yo de los gatos no sé porque ni me fío de ellos ni me gustan, pero los perros entienden y perfectamente.

El último mio, al que atropelló el año pasado un coche, tenía 10 años y era uno más de la familia.

Hacía de todo, desde dar besos hasta sentirse celosillo si no lo abrazaba, pasando por comer gambas a la plancha y chocolate (las gambas peladas y la culpa de mi marido que lo enseñó).

Eso sí, caprichoso con la comida era un rato, jamás comió comida de perro, siempre comía y cenaba de lo mismo que nosotros.

Besos

Rosamrol dijo...

Muchas gracias por compartir Xay. Es un placer conocer a más gente que se preocupa por aprender como comunicarse con su animal.

Rosamrol dijo...

María,

Te puedo asegurar que los gatos también entienden perfectamente lo que esperas de ellos, saben perfectamente lo que te ocurre y son capaces de consolarte de formas inimaginables cuando pasas un mal momento. Lo que ocurre es que se comunican de forma diferente a los perros. Un gato no es un perro pequeño, es un gato. Una vez que asumes eso, puedes tener una gran complicidad con tu gato.

Te lo digo por experiencia. ;)