Select language

15 febrero 2014

Sequía

Volver a sentir esa soledad y esa incomprensión que caracterizan esos días eternos, esos días que quieres que terminen, o que no empiecen, pero no puedes hacer nada por solucionarlo, no puedes quedarte tirada en la cama, debes levantarte y afrontar el día que te espera.

Volver a sentir ese vació en tu interior que quieres llenarlo de flores y arco-iris de colores que actualmente no están, se han ido, como un mago cuando desaparece y solo queda el humo blanco.

No lo buscaste, pero creíste haberlo encontrado, o que ello te encontró a ti.
Pero resulta que no, todo era una broma gastada por una cara burlona que te mira y no para de reír de lo mojigata e inocente que puedes llegar a ser.

Estas cansada, quieres tirar la toalla, porque piensas que esto no es lo tuyo, ya no estas a gusto, te sientes incomoda, ya no ves los detalles que un día te iluminaron la cara y hicieron que abrieras tu corazón.

Ahora tu cara se derrite en una mueca triste como un muñeco de cera gris y los pétalos que forman la flor de tu corazón se cierran porque se ha ido el sol que los mantenía abiertos. Te rodea un suelo de tierra cuarteada por la sequía de los últimos días, intentabas que no llegara a ese punto regándolo con gotas de amor que salían de lo más profundo de tu corazón.

Pero no se puede dar más cuando te falta lo que te impulsa a dar... a amar.

4 comentarios:

Belswan dijo...

que profundo....
espero que no te sientas asi realmente porque me apena muchísimo. sabes donde estoy para lo que sea. besitos

Jivo dijo...

No te conozco, de hecho me hice seguidor hace apenas un par de semanas creo, pero el no hacerlo no impide que me sobrecoja semejante relato, así como la empatía me hace ver que así he estado en numerosas ocasiones. Pero ten en cuenta algo (y espero que te ayude a ver el otro lado en caso de que el relato sea "real"): todo lo que indicas, todo acerca de lo que hablas en este texto tiene una conversión, una reversión, un cambio. Piensa en que quien leía tus entradas tenía el corazón cerrado por no leerte desde noviembre... y fíjate ahora, le ofreces la oportunidad de volver a leer tus palabras, tres o cuatro meses después.

Todo cambia, todo revierte, todo oscila. Así que aquello que hoy tienes cerrado, mañana puede abrirse. Aquello que hoy baña la oscuridad puede ser mañana luz pura. Aquello por lo que hoy ni siquiera dedicas un segundo de tu vida puede ser mañana el motor de tu existencia.

Ánimos si se necesitan y sino enhorabuena, es un buen relato.

Horus Vendetta dijo...

Lo que siempre te hará evolucionar, serán los destellos de la llama de tu corazón.

Mira a través de tus ojos reflejados en el agua de el lago sagrado y podrás ver reflejado entre las ondas tu coraje, tu valor, tu emoción.

No temas permitir descansar a tu ser durante un momento, pues esto hará que tus lagrimas limpien tu pesar...

La vida en ocasiones se tornará complicada, mas has de dejarte llevar.

La vida es un juego, no temas sufrir ni llorar, porque, por cada sufrimiento y cada esfuerzo altas recompensas llegarán.

Créeme cuando te digo que no estas sola.

Aun hay detrás de tu espalda una sombra blanca de uno de los tantos magos que conociste...

Sube poco a poco escalón tras escalón y la cima verás, resiste! :)

Abro mi mano y comparto estas palabras que una vez sentiste...

En lo más profundo de tu corazón un trocito de mi llama existe...

Sientelo en ti cada vez que tu alma el horizonte visite... ;)

Un beso ninfa :)

Horus Vendetta dijo...

Mi magia siempre estará a tu lado ninfa, recuérdalo :)

Por muy lejos que me encuentre y aunque la niebla se cruce por tu camino, yo seguiré observando...

Cuando tu luz brille entre las montañas sabré que sonries...

Cuando los bosques se agiten entre la tormenta sabre que sientes ira...

Cuando la luna se tiña con oscuridad, y las nubes lloren gotas diamantinas, sabre que lloras...

Y mis palabras resonarán entre las montañas...

Me despido...Un abrazo muy fuerte... :)